En la primera parte de este artículo, escribí acerca de la importancia de definir bien la estrategia online de nuestro proyecto de comercio electrónico.

Es bastante común no tener en cuenta alguna de las variables comentadas en este primer post. Si a esto le sumamos que la competencia en Internet es altísima hoy por hoy, lanzar nuestra tienda online se transforma en un reto extremadamente difícil de amortizar o rentabilizar.

No obstante, si se dan los pasos correctos, un negocio online puede ser muy rentable.

Para conseguirlo, desde Grupo Trevenque siempre recomendamos que una consultoría de estrategia digital deber de ser el punto de partida “para poner en marcha tu tienda online”, o para revisar y analizar qué está fallando en la que tenemos actualmente, dicho de otra manera,

¿Por qué no conseguimos que nuestro eCommerce alcance los objetivos que nos marcamos?

Esta consultoría se centra en 7 bloques, dependiendo del proyecto nos enfocamos en cada una en mayor o menor medida:

  1. Análisis de posicionamiento de competencia:Se analizan a los principales competidores online, analizando aspectos como su nivel SEO, inversión en SEM, políticas de precios, calidad de sus sitios web a nivel diseño y usabilidad (UX/UI). Además, utilizando distintas herramientas de analítica web se estudia el perfil del target o cliente tipo, sus características y su comportamiento.
  2.  Análisis de palabras clave (Keyword Research): Se lleva a cabo un profundo análisis de palabras clave. Este Keyword Research nos ayudará a enfocarnos en los criterios de búsqueda más adecuados, que nos puede proporcionar un mayor tráfico, en la definición de correcta arquitectura de la información, también nos ayudará con una adecuada estrategia de contenidos. Por último y no menos importante, el Keyword Research será de gran ayuda para nuestras campañas de SEM. Recomiendo ver este post de nuestro compañero David Comino “Keyword Research: Guía completa y herramientas”, donde nos habla, entre otras cosas, de la importancia de realizar un buen estudio de palabras clave)
  3. SEO onpage: Definimos la arquitectura de navegación de la futura web, así como la forma en que están enlazadas las distintas páginas con el objetivo de distribuir adecuadamente el posicionamiento priorizando aquellas páginas que mejor queramos posicionar frente al resto. También recomendaciones de como trabajar con los datos estructurados, esto nos permite por un lado mejorar la información que damos a Google sobre el contenido de nuestra página y, además, es la forma de que Google mejore el aspecto de nuestros resultados de búsqueda. Otras recomendaciones son acerca de etiquetado básico HTML, Velocidad de carga (WPO).
  4. SEO offpage: Dentro de este punto, analizamos (dependiendo del proyecto) el estado actual de nuestra web, y las webs de la competencia, en concreto acerca del SEO offpage revisamos la calidad de los enlaces entrantes, tipo de enlaces actuales (dofollow vs nofollow, sitewide, enlaces rotos), estrategia de enlaces y otros. Lo más importante en esta fase es definir, de forma consensuada con el cliente, cuál va a ser la estrategia de linkbuilding a medio y largo plazo. Esto aumentará nuestra visibilidad, y por tanto mejorará nuestro posicionamiento a largo plazo.
  5. Diseño, usabilidad y conversión: Analizamos elementos como el uso adecuado de textos y llamadas a la acción, la presencia de distractores que confundan al visitante como animaciones o sistemas de navegación que no aporten. Facilidad de uso del proceso de compra (desktop y móvil). Claridad del proceso de compra: que el usuario no desconfíe del precio o servicios que va a recibir, falta de claridad en las condiciones de compra (envíos, devoluciones, otros). Eliminación de barreras en el proceso de compra: formularios que piden datos innecesarios u otros problemas, etc.
  6. Contenido: Estudiamos qué contenido recomendamos para la web. En base a dicho estudio y teniendo en cuenta también el diseño de arquitectura de la web se propondrá una estrategia de contenidos adecuada para los objetivos de posicionamiento.
  7. Integraciones y consultoría de negocio: Investigamos que otras tecnologías utiliza tu empresa como soluciones de ERP (sistemas de gestión ERP) o CRM (sistemas de comercialización) y el nivel de integración que podemos necesitar y su entidad. Por ultimo y no menos importante, nuestra experiencia en comercio electrónico y en definitiva en el mundo de internet, nos da la base necesaria para ir un paso más allá y nos permite ofrecer a nuestros clientes recomendaciones estratégicas que pueden ayudarle a mejorar su negocio. De este modo aportamos nuestras ideas para que su negocio online de un salto de calidad.

En resumen, y como adelantaba en mi primer post, la definición de una correcta estrategia digital nos ayudará a identificar en Internet a nuestros competidores directos, cliente tipo o target, sus necesidades, el diseño y usabilidad que debe tener nuestra tienda online, qué hacer para posicionarnos correctamente (pensando siempre a largo plazo), cual es el contenido más adecuado y que tecnologías debemos integrar a nuestro eCommerce.

Realizar inversiones en comercio electrónico sin esta vital información aumenta el riesgo de nuestro negocio digital.

Nuestro consejo siempre es que;

“Antes de hacer una inversión debemos de intentar tener toda la información que nos sea posible.”